Nuestros sitios
Compartir

Sexo y Erotismo

Misofilia: Olfatistas ano?nimos

Por: Soraya Villanueva 09 Nov 2020
La ropa se lava en casa, pero hay quienes, en vez de eso, la suben a Internet para venderla a quienes el amor les entra por la nariz.
Misofilia: Olfatistas ano?nimos

Todo comenzo? un di?a en que Ulises, a sus 16 an?os, entro? al ban?o de su ti?a. Sobre la llave derecha de la regadera colgaba un largo calzo?n beige. Su curiosidad lo orillo? a tomarlo. ?Principios de misoflia?

“De manera instintiva lleve? la prenda a mi nariz. Algo en mi? se desperto? y tuve una ereccio?n. No dude en masturbarme mientras oli?a los calzones, teni?an un exquisito aroma a sudor que au?n recuerdo. Era mucho ma?s intenso que el olor de la vagina de mi novia. Ese di?a todo cambio?”.

5 filias sexuales que seguro tienes (pero no te habías dado cuenta)

My precious…

A 20 an?os de aquel suceso, Ulises presume ser duen?o de una vasta coleccio?n de ropa interior usada, como si cada pieza fuera un trofeo. Chicos, medianos y grandes. Diferentes olores, texturas y colores. Vicky Form, Victoria’s Secret y hasta de tianguis.

Desde los que so?lo tienen una sola puesta hasta algunos con restos de fluidos vaginales, menstruacio?n o excremento, todos son resguardados con gran recelo en bolsas ziploc dentro de su preciado escondite: “El bau?l de las maravillas”.

Ahi? vive la primera prenda de la coleccio?n, la que hurto? de la casa de su ti?a, pero que no fue aquel calzo?n beige que olfateo? en el ban?o.

“Aproveche? que ella estaba cocinando para entrar silenciosamente a su habitacio?n. La adrenalina me invadi?a, pense? que seri?a descubierto, pero no fue asi?. Ese fue mi primer trofeo”, cuenta.

Tres meses despue?s, la adiccio?n de Ulises fue en aumento. Poseer la ropa interior de su novia o su ti?a no era suficiente. Imaginar que los calzones hubiesen sido usados por una desconocida le excitaba ma?s, asi? que realizo? su primera compra.

“Robar ropa a mi ti?a me dejaba una sensacio?n poco satisfactoria. Necesitaba ir ma?s alla?. En ocasiones subi?a a mi azotea y miraba la de la casa de enfrente tendida y pensaba: si tan so?lo estuviera sucia”.

El Amazon de las tangas

Olfatear una prenda interior usada en la que ha quedado algu?n rastro corporal (flujo, sangre menstrual, orina, semen, o excremento) produce una excitacio?n que se conoce como misofilia. La palabra proviene de dos te?rminos griegos: mysos, que significa suciedad, y philein, amar.

El negocio de la ropa interior usada resulta cada vez ma?s comu?n. Comenzo? en Japo?n (donde se le conoce como burusera: buru significa “ropa interior femenina” en japone?s; sera quiere decir vendedor) y es explotado por Google. En la actualidad existen diversos sitios web para compraventa de calzones o brasieres, algunos de los ma?s famosos son Pantydeal y Secretpanties. Hasta Milanuncios tiene gran popularidad en Espan?a por ofrecer este servicio.

Filthy is the new black

El negocio de ropa i?ntima tambie?n se ha popularizado en televisio?n. En la serie Orange is the New Black, una interna pide a sus compan?eras que le presten sus calzones para emprender un negocio de venta de bragas a pervertidos.

“La compraventa de bragas es muy similar a la de mota; una vez que la pruebas quieres ir por ma?s variedad y siempre existe el temor que te vean la cara y la prenda no haya cumplido sus 24 horas de uso para atrapar el aroma, o simplemente que tu producto nunca llegue a tus manos. Las mejores compras son en las que puedes platicar con la persona que las ha usado. Eso aumenta la excitacio?n”, comenta Ulises.

Como radica en Tijuana, tiene ma?s posibilidades de hacer pedidos de mercanci?a extranjera.

“Mi primera compra fue en un grupo cerrado de Facebook. Ahi? contacte? a la vendedora. Teni?a tangas de lycra, calzones de unicornios, de encaje y hasta cacheteros. Me decidi? por una tanga negra que exhibi?a restos blanquecinos de sus fluidos.

Pero mi mayor adquisicio?n es un cachetero salpicado de flujo menstrual y restos de excremento. Ese me lo vendio? Amaranta. Veni?a en un pequen?o sobre de pla?stico transparente cuidadosamente doblado junto a una tarjeta escrita a mano y un tampo?n usado: ‘Espero que disfrutes tanto como disfrute? yo masturba?ndome y limpia?ndome el culo para ti’. Au?n la recuerdo, su aroma deci?a mucho de ella”, rememora.

La envoltura habi?a conservado el aroma de su portadora, ese que se genera en el cesto de la ropa sucia y te indica que las prendas deben ser lavadas.

“Un fuerte olor a pescado”, asi? lo recuerda el joven que suma 10 an?os metido en el mercado de la compraventa de ropa interior usada y que ha invertido ma?s de 40 mil pesos en su placer.

“Aquel caprichito me salio? caro, pero el olor lo valio?. Los restos de excremento y flujo menstrual son los ma?s cotizados en este negocio. Una vez que empiezas, no paras. Puedes encontrar prendas desde 200 hasta 2 mil pesos. Siempre estoy cazando nuevas fragancias, asi? que si quieren llevarse una lanita, ?to?menlo en cuenta! Se aceptan tambie?n medias, bras y calcetines”, concluye.

Descarga GRATIS nuestro especial del mes
Descarga AQUí nuestro especial LOS MEJORES EJERCICIOS KEGEL PARA HOMBRES. ?Descárgalo GRATIS!
?QUé TEMA TE INTERESA?
超碰人人