Nuestros sitios
Comparte
Compartir

Sexo y Erotismo

La colección secreta del abuelo: las primeras películas porno

Por: Iván Montejo 03 Nov 2020
El Internet no tiene muchas reglas, pero una que incluso va más allá de la red es la número 34: […]
La colección secreta del abuelo: las primeras películas porno

El Internet no tiene muchas reglas, pero una que incluso va más allá de la red es la número 34: “Si existe, hay porno de ello”. Las versiones eróticas de programas de televisión, cintas y personajes históricos nos hacen creer que su existencia está íntimamente relacionada con sus películas porno; esto parecería un fenómeno reciente, pero estas expresiones tienen una larga historia que se remonta a nuestros orígenes.

Las imágenes eróticas han avanzado conforme el progreso de la humanidad, parecería que la intención de inventar nuevas tecnologías tenía el objetivo de mejorar las escenas que acompa?an a los hombres en su soledad. Códices, pinturas y fotografías… en cada plataforma nueva se crearon representaciones sexuales y el cine no fue la excepción.

Entre 1884 y 1887 los experimentos de Eadweard Muybridge, un fotógrafo británico, fueron fundamentales para inventar el cinematógrafo, la imagen más famosa de las pruebas es el caballo en movimiento; pero también creó una serie donde se presenta a una mujer desnuda bajando las escaleras.

 

 

Los avances de Muybridge dieron origen al cine, las primeras cintas únicamente presentaban escenas de la vida cotidiana o actos artísticos para demostrar el movimiento. Uno de ellos fue Carmencita, de 1894, donde una mujer posa y baila para la cámara; a pesar de la inocencia de la cinta, fue una de las primeras en ser censurada debido a que sus piernas se podían ver.

Si bien ambos casos son ejemplos de erotismo y sensualidad en la pantalla, no se pueden considerar como las primeras películas pornográficas, debido a que su intención no era excitar al espectador.

Los primeros casos que sí siguieron esta norma fueron Le Coucher de la Marie y?Fatima’s Coochie-Coochie Dance, ambos realizados en 1896. En el primero se presenta a una cabaretera quitándose la ropa, mientras que el segundo muestra una danza de vientre, que fue censurada debido a sus explícitos movimientos de cadera.

 

 

A pesar de la censura, los primeros cineastas continuaron filmando escenas cotidianas que escandalizaban a sus contemporáneos. The May Irwin Kiss (1896) se convirtió la primera en mostrar un beso, mientras que Après Le Bal (1897) y The Birth of the Pearl (1901)?fueron de las primeras en presentar un desnudo total. Estos tres ejemplos se presentaban en recintos apodados nickelodeon, recintos para las clases bajas que proyectaban cintas cortas por 5 centavos (nickel).

A lo más que llegaron estas primeras cintas fue a mostrar un desnudo femenino, pero desde los inicios del cine existieron películas que mostraban escenas sexuales explícitas. Fueron llamadas stag films o smokers, debido a que los actos que mostraban no podían ser proyectados públicamente y se transmitían en clubs privados, cabarets, hogares e incluso salas improvisadas. Filmar, distribuir y proyectar estas cintas estaba estrictamente prohibido, por lo que la mayoría se destruían después de ser mostradas.

 

 

 

 

Debido a su clandestinidad es difícil conocer su historia y la vida de los creadores y actores. La primera conocida es A L’Ecu d’Or ou la Bonne Auberge (1908), una cinta francesa que mostró a un trío con escenas de sexo oral e incluso jugueteo con un dildo. A ella se le sumó Am Abend (1910), de origen alemán, donde el protagonista espía a una mujer mientras se masturba para tener relaciones sexuales con ella en múltiples posiciones.

Este tipo de películas también se desarrollaron en Latinoamérica, como en el caso de El Sartorio (1908), donde el diablo rapta a una mujer en el campo y la obliga a tener relaciones; este caso es particular debido a que en la cinta se presentó uno de los primeros acercamientos de cámara a los genitales durante el acto sexual.

 

 

Estados Unidos no podía quedarse atrás, en 1915 se publicó A Free Ride, en la que un afortunado hombre tiene un trío con dos hermosas mujeres como recompensa por un viaje gratis en auto. La cinta es el mejor ejemplo de la clandestinidad de estas películas, ya que el director es presentado como “A Wise Guy” (un tipo listo); el protagonista tiene un sombrero y bigote falso para disimular su apariencia y las mujeres no aparecen en ninguna otra cinta de la época.

Tinas para preparar la cinta filmina y vendedores clandestinos para vender las obras, en ocasiones un mundo separa a las primeras películas porno de nuestros tiempos. Sin embargo, al ver las escenas y las tramas es claro que hay algo que se ha mantenido constante: un deseo voyerista de vivir la sexualidad.

Descarga GRATIS nuestro especial del mes
Descarga AQUí nuestro especial LOS MEJORES EJERCICIOS KEGEL PARA HOMBRES. ?Descárgalo GRATIS!
超碰人人