Nuestros sitios
Compartir

En Playboy

Bisabírachi: El Valle de los penes erectos

Por: Jafet Gallardo 13 Nov 2020
Conocido por los ancestrales rarámuris como Rorichivo, después bautizado en 1907 como Creel en honor a un popular gobernador que […]
Bisabírachi: El Valle de los penes erectos

Conocido por los ancestrales rarámuris como Rorichivo, después bautizado en 1907 como Creel en honor a un popular gobernador que inauguró la estación local de tren, el municipio representa una puerta de entrada a las Barrancas del Cobre, en Chihuahua, en el que sobresalen además de los bosques, ca?adas, arroyos y valles, unas caprichosas formaciones rocosas en forma de pene. Sí, como lo lees. Tu chica lo encontrará estimulante, así que comienza a planear una escapada. ?Será una buena indirecta!

Postales en vivo

Antes de adentrarte en la tierra sagrada de los rarámuris, busca un guía originario de la comunidad. él te brindará seguridad a lo largo de tu viaje. El primer punto en la ruta es el ejido San Ignacio de Arareko, que se extiende a través de 20 mil hectáreas de bosque. Aquí se encuentra el lago Arareko, un cuerpo de agua en forma de herradura, con 40 hectáreas de superficie que te regalará vistas espectaculares de los bosques de coníferas, pinos, encinos y madro?os de tronco rojo que lo rodean. Digamos que si quieres que ella suspire por ti, el paisaje se encargará de ablandar su resistencia.

El escenario es perfecto, puesto que en el lago puedes remar. Resulta lo más recomendable para admirar las postales que se reflejan en sus aguas. También puedes emprender paseos en bicicleta o a caballo, acampar a la orilla o rentar una caba?a rústica para pasar la primera noche.

Al día siguiente, no olvides visitar el centro de la comunidad, donde se encuentra la Misión de San Ignacio, que data de los siglos XVI y XVII. Se trata del sitio perfecto para realizar cualquier tipo de propuesta. Cualquiera.

Una pintura surrealista

El mismo ejido acoge tres valles de piedras labradas por el viento: de los hongos, las ranas y de los monjes, conocido también como Bisabirachi.

Para llegar a él, puedes caminar por los senderos y veredas que se abren paso entre la vegetación. También puedes llegar en bicicleta.

En estos valles místicos se levantan rocas de todos los tama?os, hasta de 20 y 30 metros de altura, con sus galerías en forma de hongos y ranas, acomodados perfectamente, unos cerca de otros. El paisaje parece salido de una pintura surrealista. Si tu chica es una romántica empedernida, te puedo asegurar que sentirá que la has traído a vivir su propio cuento de hadas, pero espera, que la parte más candente del viaje apenas está por llegar.

Más adelante está uno de los sitios más exuberantes y exóticos de la sierra, y el más esperado por todos (y sobre todo por nosotras): “Bisabirachi”, que en rarámuri significa “Valle de los penes erectos”. Así es. Las formas rocosas sobresalen en el paisaje y se asoman desde lejos. Cuando llegué hasta ahí, por un momento perdí el aliento, pues efectivamente se trataba de penes gigantescos que permanecen inertes, y piedras con formas fálicas de hasta 60 metros de altura. ?Quién dijo que el tama?o no importa? Unos más peque?os que otros, más largos y puntiagudos como agujas de piedra, o redondeados y gruesos, pero todos conservaban su silueta enhiesta.

Pude subir a ellos, tocarlos, abrazarlos o acariciarlos. Fue una experiencia erótica que me puso a mil. Cualquier mujer podría sentirse inquieta ante tantísimos y sugerentes caprichos de la naturaleza.

Permite que tu chica se tome un tiempo para saborear el paisaje y admirar el contraste de colores azules, verdes, rojos y blancos. Suban con calma porque la caminata sobre las rocas, ?puede dejarla agotada!

En este lugar mágico reina el silencio y sólo de vez en cuando se escucha el silbido del viento. La sensación es excitante. El valle está rodeado por un hermoso bosque de pino, encino y arbustos, conocidos en la región como táscates, donde habitan numerosas especies de aves, pumas, venados y zorras.

 

La culpa es del viento

A Bisabirachi también se le conoce como valle de los monjes, aunque en realidad, las rocas no tiene ningún parecido humano; se trata de formaciones de roca volcánica con más de 20 millones de a?os de antigüedad, esculpidas por el viento. Este lugar es ideal para acampar porque no hay servicios turísticos. Puedes pasar la noche al abrigo de las estructuras rocosas. Y créeme, rodeado de gigantescos penes de piedra, hay pocas cosas en las que una chica pueda pensar. Te conviene.

Eso sí, te recomiendo visitar el valle de Bisabirachi durante el verano, porque es cuando la sierra se encuentra verde a consecuencia de la época de lluvias.

Entre valle y valle existen cinco kilómetros aproximadamente. Si deseas continuar tu aventura por las barrancas, toma la carretera al sur para entroncar con la brecha hacia Rekowata, donde está el manantial de aguas termales con miradores, y se puede nadar y acampar. Si dices que te sugerí meterte al agua sin ropa en compa?ía de tu mujer, lo negaré hasta la muerte. Pero sin lugar a dudas, será el final feliz de tu aventura, en todos los sentidos.

Te lleva el tren

Si quieres visitar este destino mágico con gran connotación sexual, hazlo en compa?ía de tu chica. Creel forma parte del recorrido del tren Chihuahua-Pacífico, una primera parada obligada sería visitar la plaza de armas con su kiosco que data de 1903, el museo-casa de las artesanías tarahumaras o el museo de paleontología.

Descarga GRATIS nuestro especial del mes
Descarga AQUí nuestro ESPECIAL DE SEXO. ?Descárgalo GRATIS!
?QUé TEMA TE INTERESA?
超碰人人